En Camboya existe un fuerte sentido de pertenencia y cierto orgullo nacional que hace que, al margen de las rutas turísticas conocidas, ciertos lugares tengan una importancia especial para los camboyanos. En este listado hay algunos de estos lugares especiales:

1. Angkor Wat

Además de ser un lugar emblemático para cualquier visitante que llegue a Camboya, este templo icónico es sobre todo el núcleo del orgullo nacional camboyano. Como monumento religioso más grande del mundo, es al mismo tiempo lugar de interés turístico y templo sagrado de oración de los camboyanos, que son en su gran mayoría budistas. Construido en el siglo XII como templo hindú, se convirtió pronto en templo budista y fue centro neurálgico del entonces Imperio Khmer. Su importancia es tan grande que aparece en la bandera nacional.

2. Mondulkiri

La provincia oriental de Mondulkiri es el hábitat principal de las tribus camboyanas de las colinas, los Bunong. Esta minorías étnicas, que han habitado estas regiones abruptas durante generaciones, son conocidas como los guardianes de la jungla sagrada. Los Bunong viven integrados en la naturaleza y consideran que la mayoría de la selva en la que viven es sagrada debido a que sus ancestros están enterrados allí. Los amantes de la naturaleza que visiten Mondulkiri disfrutarán de la espesa jungla de la provincia, cuya flora y fauna en peligro de extinción han vivido décadas de amenaza por la tala ilegal. Hoy en día alberga diversos santuarios de elefantes.

3. Wat Langka

Si preguntas a cualquier camboyano, éste conocerá Wat Langka, en Phnom Penh. Creado como santuario para las sagradas escrituras y como punto de encuentro para los monjes entre Camboya y Sri Lanka, es también ubicación de un flamante templo y murales coloridos. Construido en el 1442, Wat Langka es uno de los templos más antiguos de la capital. Muchos de los monjes que aquí residen son enseñantes de altísima reputación. Cada semana se llevan a cabo en Wat Langka sesiones gratuitas de meditación.

4. Prasat Preah Vihear

Prasat Preah Vihear (templo de la montaña sagrada) ha estado en medio del conflicto durante décadas. En efecto, su ubicación en la frontera entre Camboya y Tailandia ha originado hasta hace poco luchas entre los dos países que se disputaban la propiedad de este lugar sagrado. Hoy en día, aunque la presencia militar sigue siendo fuerte, vale la pena visitar este templo nada concurrido. Prasat Preah Vihear está compuesto por una serie de estructuras impresionantes, construidas por diferentes reyes entre los siglos IX y XII.

5. Las provincias

La Camboya rural es la verdadera joya del país, con infinitos arrozales hasta donde alcanza la mirada, salpicados de imponentes búfalos de agua, estrechos senderos de tierra batida y palmeras ondeantes. Si preguntas a cualquier camboyano sobre su lugar de origen -o sobre el pueblo del que procede su familia- se hinchará de orgullo.

6. Koh Ker

Otro antiguo lugar sagrado de oración que los camboyanos consideran especial es el menos conocido templo de Koh-Ker. Este lugar, ubicado a 127 km al noreste de Siem Reap, fue la antigua capital del Imperio de Angkor entre el año 928 A.C. y el 944 D.C. Sus 42 estructuras religiosas y monumentos se alargan por un área de 9 km por 4 km escondida en medio de la jungla.

7. Phnom Kulen

Phnom Kulen y su parque nacional es considerado por los locales la montaña más sagrada de Camboya. Ubicada en la provincia de Siem Reap, el área se llena de camboyanos en los días de fiesta y celebraciones religiosas. Alberga un Buda gigante reclinado en la cima de la montaña, cascadas perfectas para bañarse, templos remotos y el emblemático Río de los Mil Lingas, un río cuyo cauce está decorado con incontables grabados en la misma roca. Fue en este mismo ligar, en Phnom Kulen, donde Jayavarman II se proclamó a si mismo en el año 802 A.C. “devaraja”: rey-dios.

8. El Palacio Real

El respeto a la familia real en la cultura camboyana es enorme. Aunque el rey Norodom Sihanouk falleciera en 2012, su hijo el rey Norodom Sihamoni también es altamente considerado, por lo que el Palacio Real en Phnom Penh es un lugar especial en el corazón de los camboyanos, que acuden a rendir sus respetos desde todo el país.

9. Las Montañas Cardamomo

Esta cordillera montañosa poblada de jungla densa y frondosa se alarga desde la provincia de Koh Kong en la frontera tailandesa hasta Pursat en el centro de Camboya, a través de las Montañas Damrei, cerca de Vietnam. En el caso de las Montañas Cardamomo, se trata de la mayor selva tropical de Asia, hábitat de numerosas especies raras de flora y fauna, lo que hace de este área un lugar perfecto para el trekking y la observación de la naturaleza.

10. Kep

Anteriormente destino de la elite camboyana, el centro costero de Kep está plagado de reliquias de los tiempos pasados de la llamada época dorada de Camboya entre los años 50 y los 60. Hoy en día sigue siendo un lugar popular para los camboyanos en las fiestas nacionales, que acuden con sus familias a las playas de esta zona para comer pescado fresco del cercano Mercado del Cangrejo, refrescarse en el agua o jugando en la arena.