A una distancia respetuosa

Ahora que es imperativo mantener las distancias, y la gente ha comenzado a generar alternativas a darse la mano, queremos aprovechar la ocasión para presentarte el saludo camboyano tradicional.

El “Sampeah” o saludo camboyano, es muy similar al “Wai” tailandés. En ambos casos la costumbre arraigó con la propagación de la cultura india siglos atrás, la cual trajo el conocido saludo “Namaste” al Sudeste de Asia.

Aunque estéticamente nos parezca elegante, grácil y/o pintoresco, si queremos usarlo de la manera correcta, primero debemos entender el contexto donde tiene lugar. Como podrás imaginar, ese contexto es muy muy distinto al que conocemos.

Saludo camboyano en ceremonia de purificación Camboya

Ceremonia de purificación, muy apreciada para ahuyentar la mala suerte y la desgracia. © Alessandro Vannucci

La regla fundamental para evitar malos entendidos es saber que el saludo es ante todo un gesto de respeto. Como tal, siempre se espera de aquellos que se encuentren en una situación de inferioridad, ya sea en edad, condición socioeconómica, conocimientos y/o reconocimiento.

Así, las personas que “reciben” el saludo, rara vez lo devuelven, con la excepción, del saludo entre iguales,. Lo más educado y elegante es corresponder al saludo con una leve sonrisa de aprobación.

Parece sencillo ¿verdad?, sin embargo, en la práctica no lo es tanto.

Saludo camboyano en pagoda Camboya

Celebración budista en noche de luna llena. © Alessandro Vannucci

El error más común con el saludo camboyano

Es muy frecuente encontrarse a extranjeros saludando a la manera tradicional a los niños camboyanos que se van encontrando por el camino, mientras a los menores les da la risa (aunque no todos). Los niños ríen no porque les guste lo que hacemos o se sientan alagados, sino como respuesta inconsciente frente a una situación que desborda su comprensión.

Para un niño o una niña camboyano/a, que una persona mayor, con mayor educación, experiencia y poder adquisitivo le muestre respeto, es, simplemente, ridículo e inconcebible. Lo más probable es que los niños acaben pensando que se trata de una broma (o burla). Apasionante, ¿verdad?.

LOS 5 SALUDOS CAMBOYANOS BÁSICOS

Saludo camboyano_1

1. Saludo con las manos a la altura del pecho

Es lo propio entre iguales, ya sea en edad y/o estatus socio-económico. Es el único caso en el que el saludo se suele corresponder de la misma forma.

Saludo camboyano_2

   2. Saludo con las puntas de los dedos a la altura del labio inferior

Se dirige a personas mayores, así como al jefe o a un funcionario medio o medio-alto de la administración.

Saludo camboyano_3

   3. Saludo con las puntas de los dedos a la altura de la nariz

Normalmente se reserva para padres, abuelos y maestros o profesores. En el caso de vivir con los padres, algo frecuente, no se les saluda sino en ocasión de ceremonias o actos públicos.

Saludo camboyano_4

   4. Saludo con las puntas de los dedos a la altura de las cejas

Básicamente, a los monjes, reyes y símbolos y objetos sagrados. Una curiosidad es que, en el caso de los monjes, la edad no es relevante, es decir; aunque el monje tenga 5 años, representa la encarnación de Buda en la tierra, con lo que deberemos saludarlo como tal.

Saludo camboyano_5

   5. Saludo con las manos en la frente.

Se dirige a las imágenes de Buda, así como a dioses y deidades de toda índole.