La provincia de Kratie y la isla de Koh Trong, son de los lugares de Camboya más interesantes para visitar. Hablamos de un lugar  y una población con costumbres por las que no ha pasado el tiempo. Una forma de conocer la Camboya de otra época.

Kratie y la isla de Koh Trong

En la franja oriental de Camboya se encuentra la provincia de Kratie (« Kroché » en idioma camboyano) y tiene una las densidades de población mas bajas del país (28 personas por kilómetro cuadrado). Entre sus principales hitos paisajísticos, se encuentran el majestuoso Río Mekong (que la atraviesa de norte a sur a lo largo de 140 kilómetros) y las amplias zonas boscosas, que ocupan el 80% del territorio.

El ensanchamiento del Mekong

A su paso por el corazón de la provincia, el río Mekong se ensancha considerablemente, moteando de islas con hermosos bancos de arena blanca y playas fluviales. Por si esto fuera poco, en las zonas más profundas del río viven los raros delfines Irrawaddy de agua dulce, en serio peligro de extinción. Hoy en día son la principal atracción turística y quizás esa acabe siendo su salvación como especie.

delfín Mekong en Kratie, Camboya

delfines en el río Mekong, Camboya

Una de estas islas en medio del Mekong es la isla de Koh Trong, conocida como la “La Isla Recta”.

Milagrosamente, este lugar siguen conservando una apariencia, un ritmo y un estilo de vida muy similar al de hace milenios en la Camboya más rural. Su magia transporta a sus visitantes a la Camboya de otra época.

Una vez llegas a este “santuario antropológico”, lo primero que sobrecoge es la amabilidad y serenidad de sus habitantes, junto con la extraña sensación de que el tiempo quedó detenido al otro lado del río.

Un poco de su historia

El área que yace a lo largo del Río Mekong fue una de las regiones más densamente poblada de la antigüedad. De hecho, los territorios que ocupan la moderna Kratie, formaron parte de los antiguos reinos pre-angkorianos de Funan y Chenla, en los siglos I y VI respectivamente.

Una de las más importantes capitales del imperio Chenla, llamada Samphu Borak, tuvo su ubicación dentro de los límites de la provincia. Recientemente se han desenterrado y catalogado las ruinas de casi un centenar de templos construidos entre el siglo VI y VII DC. Con posterioridad, inscripciones que datan de los siglos VII y VIII demuestran la permanencia de la ciudad de Kratie (Sambupura como era conocida en aquel entonces) como un importante centro urbano, hasta que en el siglo XI fue invadida y saqueada por los Chams, quedando seriamente dañada.

El templo de las 100 columnas

No obstante y a pesar de todo, hasta el siglo XVII la ciudad siguió conservando un lugar destacado entre las principales urbes de la época. Como testimonio, aún se conserva el templo pagoda de Wat So Sor Muoi Roi « Templo de las 100 columnas ». Fue construido originariamente en madera en el siglo XVI  y reconstruido y restaurado varias veces hasta 1998.

Este santuario tiene la peculiaridad haber sido edificado en el lugar donde se levantaba el Palacio Real de Samphu Borak, cuyo significado se relaciona con una popular leyenda Khmer, la leyenda del monje sabio y el cocodrilo, un ejemplo de la mentalidad camboyana y el profundo vínculo que existe entre los camboyanos y el agua.

Una historia de guerras

En 1840,  Sambupura fue asediada una vez más y derrotada por una invasión siamesa (tailandeses), y desde entonces nunca más recuperó el esplendor del que disfrutó en épocas pasadas.

Los franceses, por su parte, se establecieron allí en el 1886, dándole a la ciudad y a la provincia el nombre moderno de Kratie. Durante el tiempo que duró el « Protectorado francés » (1867-1949), Kratie no pasó de ser una ciudad pequeña y tranquila con cierta importancia comercial y turística, como uno de los lugares favoritos donde la aristocracia pasaba las vacaciones.

Intensos combates y bombardeos tuvieron lugar en Kratie durante el periodo que comprendió la Guerra de Vietnam y la guerra civil de Camboya. Probablemente la campaña más larga y devastadora la llevó a cabo Estados Unidos entre finales de los sesenta y principios de los setenta, en una guerra oculta al mundo y no declarada oficialmente dentro de los territorios de dos países soberanos: Laos y Camboya.

Innumerables e intensos bombardeos fueron planeados y ejecutados con el objetivo de destruir las rutas y bases de suministro vietnamitas en lo que se conocía como la ruta Ho Chi Minh , que supuestamente transcurría a lo largo de la franja oriental de Camboya. El resultado fue la masacre de cientos de miles de personas y una herida muy profunda que daría como resultado colateral el descontento de la población y la semilla del triunfo de Los Khmeres Rojos.

La recuperación de artefactos explosivos sin detonar y la limpieza de minas antipersona, ha sido una tarea descomunal en periodo de paz, hasta alcanzar la primera década del año 2000.

Un plan de desarrollo de a lo largo del Mekong

Desde el año 2002 hasta el 2015, La Organización Mundial de Turismo, junto con la Organización de Desarrollo Holandesa y La Agencia Española de Desarrollo, llevaron a cabo un ambicioso proyecto de desarrollo turístico a lo largo del Río Mekong, al que llamaron el Mekong Discovery Trail (sendero para el descubrimiento del Mekong).

Después de la fase previa de estudio, estos organismos concluyeron que la región poseía enormes recursos naturales y culturales, lo que suponía una oportunidad única para diversificar y desarrollar la economía local, aliviar la pobreza y proteger el hábitat y la población de los últimos delfines del Río Mekong en serio peligro de extinción.

Para ello se elaboró un proyecto con 4 fases donde se plantea el desarrollo y diversificación de la incipiente industria turística a lo largo del Río Mekong, siempre con un enfoque sostenible y de desarrollo y cooperación comunitaria.

Los objetivos específicos de cada fase fueron:

  • Asegurar que Kratie cuente con un equipo coordinado e integrado enfoque para el desarrollo del turismo sostenible.
  • Aumentar los ingresos por turismo en Kratie extendiendo el duración media de la estancia a través de la diversificación de productos.
  • Contribuir al desarrollo del noreste de Camboya a través de la provisión de planificación turística para la ciudad de Kratie e infraestructura para el turismo.
  • Aliviar la pobreza a través del turismo y en sus sinergias con otros sectores.

  • Apoyar el diseño y desarrollo de la ruta turística Mekong River Dolphin Discovery Trail
  • Introducir el desarrollo sostenible para zonas rurales aisladas en Stung Treng y Kratie.
  • Fomentar el desarrollo del turismo comunitario.
  • Diversificar el catálogo de productos y desarrollar nuevos destinos turísticos a lo largo del Río Mekong en Stung Treng y Kratie provincias.

  • Diversificar los ingresos rurales a través de microempresas de turismo.
  • Apoyar programas de desarrollo y capacitación dirigido a mujeres, jóvenes y grupos desfavorecidos.
  • Fomentar y apoyar la protección, preservación y conservación de la herencia cultural, natural y ambiental de la zona a través del turismo.

  • Promover la inversión del sector privado en el desarrollo del turismo responsable.
  • Desarrollar las capacidades de las partes interesadas (autoridades de turismo a nivel central y provincial, así como las comunidades locales).
  • Brindar asistencia técnica en el desarrollo de infraestructuras a pequeña escala.
  • Facilitar una mayor participación de los sectores de la población más pobre y desfavorecida en la economía del turismo.
  • Apoyar el diseño e implementación de la campaña de marketing y promoción del Mekong Discovery Trail.

Al finalizar la implementación del proyecto en sus diferentes fases, la marca Mekong Discovery Trail comenzó a darse a conocer como un nuevo destino turístico que fomentaba la participación local, la emprendeduría y las oportunidades de empleo y de negocios, especialmente para los mas pobres y desfavorecidos de las zonas rurales. Al mismo tiempo, intentaba reflotar un sentido renovado de orgullo por la cultura y las tradiciones locales. El proyecto se centró en atraer operadores turísticos responsables y viajeros conscientes que busquen minimizar el impacto ambiental de su visita y colaborar con las comunidades locales.

Hoy en día, el esfuerzo e las iniciativas planteadas y desarrolladas en todos las años que duró la implementación del proyecto, se han ido diluyendo con el tiempo en la mayor parte de la provincia, sin embargo, la comunidad de Koh Trong supo aprovechar aquel impulso y sigue trabajando por convertir a su pequeña isla en un referente de turismo sostenible y comunitario.

La Visita a Kratie

Los delfines del Mekong

Sin duda son la atracción turística más importante de Kroché. También llamados delfines del Irrawady son animales emparentados con los delfines marinos y pertenecen también al grupo de los cetáceos con dientes. Sin embargo, los de agua dulce constituyen una familia diferente. Miden de 1,30 a 2,50 m por lo que se encuentran entre los cetáceos de menor tamaño. Desgraciadamente se trata de una especie en grave peligro de extinción. No quedan más de 60 parejas aunque afortunadamente la situación ha mejorado sensiblemente en los últimos años. En la zona donde habitan los delfines no se puede pescar con redes de nylon. A los turistas se les permite la visita pero deben desplazarse en embarcaciones locales de baja velocidad. Hay una gran sensibilidad entre los habitantes de la zona para protegerlos.

Para un recorrido en barca por la zona hay que ir hasta el Parque Nacional de los Delfines, en Kampi, a 15 kilómetros de Kratie. La entrada al parque ya lleva incluida la barca para un recorrido de entre 1 y 2 horas.

No es habitual que los animales se acerquen a las barcas, pero si se mantiene un silencio y quietud absolutos a veces lo hacen aunque es muy difícil tomarles fotografías porque se zambullen inmediatamente. Podemos pedir a nuestro patrón que nos deje desembarcar en uno de los islotes que quizá no tenga más de 6 metros de largo. A la hora de la puesta de sol la experiencia de sentirse abandonado en medio del Mekong bien vale la pena.

Horario: De 08 a 17 horas, pero la mejor hora para ver los delfines es entre 14 y 17 horas. Entrada: 9 dólares por persona (incluye la barca).

Phnom Sombok

Situada en el camino entre la ciudad de Kratie a la fosa Kampi encontramos la colina de Sombok, desde donde se obtiene una magnífica vista panorámica sobre el río Mekong. En la cima hay una pagoda budista moderna y en los alrededores vive una pequeña colonia de monos macacos.

Horario: 07 :00 horas hasta la puesta de sol Entrada: donación 1 o 2 dólares por persona.

La Pagoda de las 100 columnas y las ruinas de Sambor

Situada a 34 kilómetros al norte de Kratie, Sambor (Samphu Borak) fue, en el pasado, una ciudad preangkoriana de primer orden. Hay muy pocos vestigios desenterrados que muestren la existencia del asentamiento, con lo que la visita se centra en el templo de 108 columnas o Wat So Sor Muoi Roi, donde se cree estuvo el Palacio Real de la antigua capital Chenla. La pagoda es la más grande de Camboya, y fue edificado sobre un templo de madera del s. XVI. En su interior hay varios coloridos murales que cuentan antiguas leyendas y enseñanzas budistas. Este templo es en la actualidad un importante lugar de peregrinación.

Horario: De 07 :00 horas hasta la puesta de sol Entrada: donación 1 ó 2 dólares por persona.

La visita a la isla de Koh Trong

A la isla de Koh Trong, sólo se puede acceder en barco. Hay un ferry que cubre diariamente y a intervalos más o menos regulares, la distancia de poco más de 1 kilómetro entre la ciudad de Kratie y una pequeña zona de amarre ya en la isla. Opera desde el embarcadero que está justo debajo del restaurante Jasmine Boat en horario de 06:00 a 17:00. No obstante, si tiene la mala suerte de perder el último ferry, siempre se puede alquilar una barca que cubra el trayecto en privado.

La distancia navegable aumenta o se reduce dependiendo del caudal del río Mekong, y en su nivel más bajo hay que caminar sobre un banco de arena un buen trecho hasta el terraplén que da al camino principal, al pequeño centro de visitantes y a las primeras viviendas.

Hay un sendero de nueve kilómetros alrededor de la isla con partes de cemento para hacerlo practicable en época de lluvias. En la isla no hay coches, y las motos vienen y van junto con sus dueños cada vez que se trasladan a la capital. Aparte de esto y de un solitario moto-remolque, la forma más habitual de trasladarse es en carreta de caballos, bueyes o vacas, o en bicicleta.

El paisaje en la isla es exuberante y virgen, con algunas aldeas pequeñas, granjas y huertos de hortalizas y árboles frutales (donde destacan unos deliciosos pomelos ecológicos originarios de la isla), vacas, bueyes, búfalos de agua y arrozales.

Sus habitantes forman una comunidad consciente de sus atractivos, cohesionada y acogedora, haciendo sentir al visitante como en casa desde el minuto 1 hasta la despedida.

Los puntos de mayor interés en la isla son:

  • Un pueblo flotante de unas 30-40 casas de población de origen vietnamita ubicado en el extremo suroeste.
  • Un pequeño templo vietnamita en el extremo sur.
  • Numerosas casas tradicionales Khmers en madera, algunas de más de 100 años de antigüedad.
  • Una pagoda en el extremo norte con un terreno donde los visitantes pueden plantar su propio árbol por una módica cantidad y contribuir a la reforestación del entorno. En la misma pagoda también se exhibe la barca con la que los remeros de la isla han ganado varias competiciones en la capital durante el Festival del Agua.
  • En el lado oriental hay 2 casas de familia que ofrecen alojamiento y comida, y para una experiencia de alojamiento más confortable y exclusiva, el hotel Rajabori Villas, con sus elegantes bungalós y su amplia piscina, se despliega el extremo norte de la isla.
  • Detrás del Rajabori Villas se extiende una hermosa explanada con pasto abundante para las vacas y caballos, y un poco más al norte, algunos enormes árboles centenarios señalan los límites de la tierra firme.
  • Durante la temporada seca (de diciembre a junio), los bancos de arena blanca hacen su presencia, formando playas fluviales paradisiacas.
  • GUÍA EN ESPAÑOL

  • ALOJAMIENTOS EN HOTEL DE 3* CON DESAYUNO

  • SALIDAS GARANTIZADAS TODO EL AÑO

  • GRUPOS REDUCIDOS

  • ITINERARIOS EXCLUSIVOS

  • TODOS LOS TRASLADOS INCLUIDOS

¡UNETE A UNO DE NUESTROS TOURS EN GRUPO!

Descubre Camboya con más gente como tú, con guía en español y traslados cómodos y seguros en todas las excursiones. El alojamiento con desayuno en hoteles de 3 estrellas como mínimo, y un itinerario exclusivo que combina las visitas habituales con rincones que te sorprendrán.

Disfruta Camboya en esta época del año con nuestros tours y excursiones

  • Salidas garantizadas

  • Guía en español

  • Grupos reducidos

  • Tours a medida

Si tienes interés en realizar un viaje organizado con una agencia especializada en el Sudeste Asiático, contacta con nosotros y encuentra el tour que estas buscando.

Enviaros un mensaje
Chatear por Whatsapp
Chatear por Facebook
Ver otros tours
Hacer un tour a medida
Seguir leyendo el blog